Miga de pan

Inicio > Qué ver> Mirando atrás>  Fuente de Pierres Vedel. Celadas

Pie de la página

Qué ver

Fuentes de Pierres Vedel

Fuente de Pierres Vedel. Celadas

Esta fuente es obra del maestro francés Pierres Vedel, mismo autor que otras conocidas obras de la provincia como los Arcos de Teruel, la cimentación de la Torre de San Martín, la Iglesia Colegiata de Mora de Rubielos y la catedral de Albarracín (en la que además está enterrado el artista).

La fecha de su construcción, 1560, está grabada en la dovela central del arco y arquitrabe de la fuente.

La obra destaca por su originalidad e imaginación, características principales de este gran ingeniero y arquitecto.

Hasta 1560, únicamente existió el "pozo de la balsa" o "la balsa del pozo". De las dos maneras se nombra en documentos antiguos este sitio. Actualmente, sobre el piso de la balsa -empedrada, pero cubierta de tierras de aluvión- hay una plantación de chopos y un gran sauce.

El agua de este pozo da un nivel bajo para piderla conducir al mismo pueblo. Pierres Vedel tiene imaginación y junto a las primeras casas del pueblo marca un pentágono (unos 500 m2 de superficie) que vacía, y así obtiene el hueco o cavidad, como un pozo de grandes dimensiones, a un nivel más bajo que las aguas del pozo de la balsa. Por este procedimiento, consigue que el agua discurra sin dificultad desde su nacimiento hasta el lugar deseado. Lo demás es cuestión de muros.

El pentágono, vaciado de tierras, se cierra con fuertes muros de sillería o mampostería y se divide en dos partes: una destinada a las personas y otra a las caballerías o ganados.

Fuente de Pierres Vedel. Celadas

En la base del muro, en su parte derecha, se colocan tres caños cuya agua cae a una poza grande con un desagüe, que llena los zariches que bordean la base del muro S y NE, y sirve para que abreven los ganados. El agua sobrante de los zariches tiene un desagüe subterráneo (el cárcabo) hacia las llamadas quinchas.

La bajada a los caños se hace mediante escaleras de piedra con amplios rellanos. A los zariches (abrevadero) se desciende por una rampa empedrada sujeta por caballones de piedra redonda y de suave pendiente para que, sin dificultad, puedan bajar a abrevar las caballerías o ganados.

La parte artística de la fuente consiste en un arco de medio punto sobre el cual descansa un pequeño frontón con cubierta de piedra a dos aguas. Esta pequeña fontana nos recuerda el estilo románico y toda ella es de sillería.

Los tres caños (el cañico y los dos caños cuernos, como les llaman en Celadas) atraviesan tres grandes losas de piedra labrada, detrás de las cuales están los depósitos, a donde llega el agua de los manantiales. Actualmente, el caño cuerno derecho está inutilizado.

Es oportuno indicar que Pierres Vedel aprovechó el agua del llamado "pozo de la balsa" y otros dos manantiales que él descubrió o alumbró. Desde uno de esos manantiales hasta los caños hay una hermosa galería, de medio punto, con un ancho de 60 cm y una altura suficiente para poder recorrerla sin casi necesidad de agacharse. La galería tiene un recorrido de unos 650 m., con respiraderos o registros cada 70 m. Recientemente, se ha limpiado y los antiguos canalillos de teja has sido sustituídos por una moderna fontanería: dos conducciones de PVC, y una canalillo de cemento para desagüe del abrevadero de San Roque.

Además del agua del pozo (agua del cañico) y del manantial del caño cuerno, hay un tercer manantial que baja de San Roque, orilla de la carretera, cuya agua sale por el caño que llena el abrevadero de piedra negra y el lavadero. Este agua no llega a la fuente y discurre por el canalillo de cemento de la galería hasta perderse en las quinchas. Este abrevadero de piedra negra data de principios del s XX, y sustituyó a la antigua balsa empedrada, debajo del caseto del pozo.

 

 



Copyright © 2015 · Comarca Comunidad de Teruel